¿Cómo evitar la inclinación en el póquer?

11. 08. 2022 | Serg Zavolskiy

El póquer es el juego de cartas más popular del mundo. Hay una gran variedad de estrategias que ayudan a mejorar el rendimiento y reducen el impacto de los indicadores negativos durante las apuestas. Una de las características del póquer es la inclinación. Una palabra usada para expresar que una persona está jugando mucho peor de lo que lo hace en condiciones normales.

Se puede hablar de tilt (como se le conoce en inglés) cuando un jugador hace apuestas de varias manos a la vez o elige un estilo de apuesta agresivo, aunque suele ceñirse a un juego indirecto. En un estado de inclinación, el jugador toma decisiones que son inusuales para su estado normal. La agresión no es la única manifestación, es solo que en el juego se considera la variante de inclinación más llamativa.

También hay situaciones en las que un jugador se deprime, lo que le impide ganar. En este estado, los jugadores toman malas decisiones, como retirarse con manos fuertes o jugar all-in. El efecto natural es que el juego se vuelve menos eficiente y la persona pierde la voluntad de seguir apostando.

Es posible superar la inclinación, pero la mejor solución es evitar esta condición. Si un jugador se inclina, se deben tomar las medidas apropiadas de manera oportuna.

El conocimiento es la clave para la protección

El punto clave es:

  • control sobre la situación;
  • conocimiento de las reglas del juego;
  • estudio y comparación de probabilidades.

Por ejemplo, los jugadores a menudo desconocen las posibilidades reales de ganar en diferentes situaciones. Por esta razón, tienes que lidiar con el hecho de que los jugadores hicieron un aumento con A-Q y el oponente paga con K-2 de diferente palo. Tal oponente tradicionalmente se considera un idiota o un principiante, pero en algunos casos sus acciones resultan ser más correctas y prudentes.

Es una buena idea mantener registros de sus propios resultados. Si un jugador se las arregla para permanecer en el negro durante mucho tiempo, las estadísticas mostrarán que la sesión perdedora es solo una parte miserable de la ganancia total. Al mantener registros, puede asegurarse de que una larga distancia negativa no sea ruinosa, ya que las pérdidas diarias resultan ser mínimas.

Expertos mexicanos en el mundo del póker recomiendan considerar el proceso de apuestas no como segmentos con saldo positivo o negativo. Es mejor dividir las distancias largas en varias cortas, lo que ayudará a resaltar las sesiones realmente fallidas y analizarlas. Este enfoque nos permitirá abandonar el análisis incorrecto de un momento específico, cuando el juego se toma a pecho con cada derrota.

Identificar errores y trabajar en ellos

Conocer sus fortalezas y debilidades puede ser la clave del éxito. La inclinación es un comportamiento emocional que es importante evitar al apostar pesos mexicanos. Las emociones conducen a un comportamiento irracional, por lo que es importante identificar los factores que provocan la inclinación en la mesa.

Cada jugador tiene sus puntos débiles. Algunos sufren de alcohol o bad beats. El consumo de alcohol, según los expertos, es un problema especialmente grave para el jugador, pues en este caso las personas se encuentran en un estado de percepción alterada. Un jugador puede creer que juega aún mejor bajo la influencia del alcohol, pero en la práctica no es así en absoluto. Por supuesto, algunos factores son muy difíciles de controlar, por ejemplo, la emocionalidad después de una gran pérdida. Pero será muy posible rechazar el alcohol en la mesa de juego y, por lo tanto, superar la inclinación. El análisis regular de sus propios errores ayuda a eliminarlos durante las apuestas posteriores y hace que las sesiones sean más efectivas.

Flavio Aguilar
Autor del artículo
Nació en Ciudad de México el 7 de septiembre de 1974. El primer pasatiempo de juego fue el póquer. En 2020, Flavio comenzó a escribir reseñas sobre la industria del juego.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Velocidad